sábado, 29 de abril de 2017

Pisto con aceitunas negras y huevo para el tuper de un jueves cualquiera


Quienes disfrutamos del tuper al mediodía
sabemos que la imaginación agudiza el ingenio.
A menudo, de reojo, miramos al comensal más cercano
para captar ideas para el día siguiente.
En mi entorno, el pisto se lleva la palma,
comodín semanal que un día u otro cae.

Aquí tenemos una variante, aprovechando los restos de nevera
y cocinando al unísono los huevos al vapor.

Las hierbas aromáticas en superficie provocan al más impasivo
tan solo abrir el preciado recipiente contenedor.

¡Buen provecho!

Ingredientes
De 4 a 6 huevos
300 g de calabacín con su piel en trozos
2 cebollas medianas a cuartos
2 zanahorias peladas y en trozos
3 ajos
Hierbas aromáticas al gusto
35g de aceite de oliva virgen extra
300g de tomate frito
Aceitunas negras de Aragón
Sal y pimienta

Elaboración
1.- Poner un cuadrado de film transparente encima de la parte cóncava del cubilete y hundirlo con los dedos. Echar un hilo de aceite y cascar el huevo en su interior. Salpimentar y envolver el huevo con el film como si fuera un saquito. Se puede cerrar con el mismo plástico, con un cordel, una goma elástica, etc. Proceder del mismo modo con todos los huevos, colocarlos en el recipiente varoma, tapar y reservar.
2.- Introducir el calabacín en el vaso y trocear durante 2 segundos en velocidad 4. Verter en un bol y reservar.
3.- Poner en el vaso la cebolla, las zanahorias, los ajos, un pellizco de hierbas aromáticas y trocear durante 10 segundos en velocidad 4.
4.- Incorporar el calabacín reservado y el aceite. Cocinar durante 20 minutos a 120º (temperatura varoma en TM31) giro a la inversa y velocidad cuchara.
5.- Añadir el tomate frito. Colocar el recipiente varoma en su posición y programar 8 minutos, temperatura varoma, giro a la inversa y velocidad cuchara.
6.- Retirar el varoma.
7.- Distribuir el pisto en los distintos recipientes. Desenvolver los huevos e ir poniéndolos en cada unos de los recipientes. Salpimentar y espolvorear con las hierbas aromáticas al gusto.
8.- Servir de inmediato o dejar enfriar antes de poner en el frigorífico.



sábado, 22 de abril de 2017

Canelón de trucha con salsa de curry


Volver a agradecer a Rafa Gimena por su invitación para la participación en esos eventos gastronómicos que tanto me gustan.
Del mismo modo agradecer al Ayuntamiento de Alfarràs por la confianza depositada y la cálida acogida.
En esta ocasión se trata de la "6ª Mostra gastronòmica truita de riu d'Alfarràs".
Todo un reto cuando mi menda lerenda tiene el paladar hecho al pescado de mar. Todo un reto puesto que la receta tenía que reunir una serie de requisitos como el tiempo de elaboración, la ausencia de cocina, el número de asistentes, el emplatado, la degustación...
Finalmente adapté la receta de todo un clásico en la cocina al vapor. Espero que os guste.


Ingredientes
250 g de trucha limpia, sin espinas ni piel, cortada en trozos de 2x2 cm aprox.
400g de calabacín con piel cortados finos con mandolina longitudinalmente. El sobrante se utilizará para la crema.
50g de vino blanco
1/2 pastilla de caldo de pescado
1/2 cucharadita de comino
40g de nata
40g de queso en crema
Hilos de aceite de oliva

Elaboración
1.- Enrollar cada trocito de trucha con la tira de calabacín de manera que quede la punta final en la parte de debajo. Ir colocando cada rollito en la bandeja varoma quedando de pie. Tapar y reservar.
2.- Introducir en el vaso unos 150g de calabacín sobrante y trocear durante 3 segundos en velocidad 4.
3.- Añadir el vino, la pastilla de caldo, el curry y los cominos. Poner el recipiente varoma en su posición y cocinar durante 9 minutos en temperatura varoma y velocidad 1. Retirar el varoma y reservar.
4.- Incorporar la nata, el queso y triturar durante 10 segundos en velocidad 5. Bajar los restos de las paredes con la espátula y volver a triturar durante otros 10 segundos en velocidad 5.
5.- Colocar los canelones en las cucharillas de degustación con media cucharadita de salsa y un hilo de aceite de oliva virgen extra. Servir inmediatamente.


Ya veis que bien acompañada. Siempre se aprende!!!


jueves, 2 de marzo de 2017

Coditos con acelgas y aceitunas


Este post no es mío. Ni la foto, ni la receta.
Hace unos días me hizo llegar la foto Rosa Mari,
quien me dijo "por si la quieres aprovechar".
Junto con la foto, la receta de la revista oficial.
El próximo verano hará 24 años que la conocí.
Un personaje singular (como dice la canción)
como cada uno de nosotros.
Tantos años y tantas confidencias no se merecen menos
que esta humilde entrada.
¡Gracias! A por otros 24 más ;-)

Ingredientes
2 dientes de ajo
6 tomates secos
30 g de aceite de oliva
250 g de hojas de acelga troceadas
650 g de agua
1/2 cucharadita de sal
300 g de pasta seca corta (tipo coditos)
8 aceitunas negras sin hueso cortadas en rodajas
8 aceitunas verdes sin hueso cortadas en rodajas
50 g de parmesano rallado

Elaboración
1.- Poner en el vaso los ajos, los tomates secos y el aceite. Picar durante 7 segundos en velocidad 7. Seguidamente, sofreir durante 5 minutos a 120º en velocidad 1.
2.- Añadir las hojas de las acelgas y rehogar 4 minutos, 120º, giro inverso, velocidad cuchara.
3.- Agregar el agua y la sal y calentar durante 7 minutos, 100º, giro inverso, velocidad cuchara.
4.- Incorporar la pasta y las aceitunas y programar el tiempo de cocción indicado en el paquete de la pasta a 100º, giro a la inversa, velocidad 1.
5.- Verter en una fuente y servir con el partisano espolvoreado.

Nota.- Receta de la revista oficial de Thermomix®  Nº91

jueves, 23 de febrero de 2017

Croqueteando con el bacalao


Croqueteando con el bacalao un domingo cualquiera.
Así podría resumirse este post para referirnos
a unas delicadas croquetas de bacalao
que nos van a animar un domingo como otro.
Y las que nos sobren, porque salen un montón,
congelaremos y tendremos un fondo para entre semana
o para el aperitivo del próximo festivo.
Si no será por ocasiones especiales...

Ingredientes
250 g de bacalao en migas desalado
800 g de leche
2 dientes de ajo
Las hojas de un ramillete de perejil
50 g de aceite de oliva virgen extra
100 g de mantequilla
190 g de harina
Un pellizco de nuez moscada molida
Un pellizco de pimienta blanca
Sal

Harina, huevos batidos y pan rallado para rebozar
Aceite para freir

Elaboración
1.- Poner en el vaso el bacalao y la leche y cocer durante 7 minutos a 100º en velocidad cuchara. Reservar en un bol.
2.- Introducir en el vaso los ajos, el perejil y el aceite, 5 segundos en velocidad 7.
3.- Incorporar la mantequilla y sofreir durante 5 minutos a 120º en velocidad 1.
4.- Añadir la harina y cocer durante 3 minutos en temperatura 120º en velocidad 2.
5.- Poner el cestillo en el vaso e incorporar la leche, de manera que se colará y quedará el bacalao en el cestillo. Sacar el cestillo con el bacalao.
6.- Incorporar la nuez moscada, la pimienta y la sal y mezclar durante 10 segundos en velocidad 6.
7.- Añadir la mitad del bacalao y programar 3 minutos a 100º en velocidad 4. Cuando falte 1 minuto, añadir el resto del bacalao.
8.- Introducir la masa en una manga pastelera desechable y dejar enfriar de un día para otro.
9.- Preparar tres bandejas: 1 con harina, otra con huevo batido y otra con pan rallado.
Cortar la punta de la manga calculando la altura del corte que determinará el diámetro de la croqueta.
Poner tiras de pasta encima de la harina, mover la bandeja para que se rebocen y cortar con unas tijeras a partes iguales. De este modo quedarán todas de la misma medida a una velocidad de vértigo.
Pasar luego por el huevo y por el pan rallado, procediendo del mismo modo (con el movimiento de bandeja para que ellas solas ya hagan parte del trabajo).
10.- Freir en abundante aceite caliente.

jueves, 16 de febrero de 2017

Vaporada de verduras


Cuando una de las asignaturas pendientes
es la cocción al vapor, tenemos que hacer un alto en el camino
y repescar los conceptos básicos para triunfar vaporeando.
La cocción al vapor en Thermomix® nos permite hasta cuatro niveles.
Entendiendo la función básica, podremos cocinar todo lo que se nos ocurra
sin seguir receta alguna y con lo que haya a la nevera.
Vamos a ver...

Ingredientes
Patatas, judía verde, calabacín, brócoli, zanahoria, cebolla,... (o las verduras que prefieras o tengas)
500 g de agua

Elaboración
1.- Poner en el vaso agua hasta cubrir las cuchillas (aproximadamente 500 g)
2.- Introducir el cestillo en el vaso. Poner dentro de él, de las verduras preparadas, las que más cuesten de cocer. Siempre vamos a procurar poner lo que más cueste de cocinar abajo y lo que menos cueste, en la bandeja varoma.
3.- Poner la tapa en el vaso y colocar el recipiente varoma en su posición, con otra variedad de verduras, en cantidad suficiente que podamos poner la bandeja varoma, en caso de querer poner algún otro ingrediente. En caso contrario, podemos llenar más el recipiente varoma.
4.- Tapar el varoma y programar 30 minutos a temperatura varoma en velocidad 1.

¿Qué podemos poner en el varoma? Verduras, carnes, pescados, arroz, huevos,... Con las debidas precauciones. Por ejemplo, envolver los huevos con film transparente, papillote para evitar que se mezclen los sabores... y respetando las indicaciones de nivel máximo del cestillo y del vaso.

Espero haber podido echar un cable a quien cojea con el vapor. Confiando que será el principio de una larga amistad. 

jueves, 9 de febrero de 2017

Pan rapidísimo a la plancha


Una mañana cualquiera sin pan y sin poder ir a la calle.
¡Manos a la obra! El tiempo apremia.
Quien me conoce sabe que no me gusta
pringarme de harina y aun menos en momentos así.
Un abrazo panarras!!!

Ingredientes
350 g de harina
2 yogures naturales
1 cucharadita de levadura química en polvo (la de los bizcochos)
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de azúcar

Elaboración
1.- Poner en el vaso todos los ingredientes, mezclar durante 15 segundos en velocidad 6 y a continuación amasar durante 1 minuto.
2.- Retirar la masa del vaso encima de un plato con un poco de aceite y dividirla en ocho partes, dándoles la forma de bola.
3.- Aplanar (con las manos o un rodillo) para conseguir un círculo de unos 20 cm. de diámetro.
4.- En una sartén caliente, cocinar los panes durante un minuto aproximadamente por cada lado.


jueves, 2 de febrero de 2017

Bizcocho de zanahoria y almendra


Hoy llega una receta dulce. ¿A quién le amarga?
Las tartas de zanahoria tuvieron su auge con las restricciones de azúcar.
Aquí, como siempre, podemos atrevernos a reducir azúcares
y llevar mejor aquello de la conciencia.
De todas maneras, el consejo siempre es que probéis tal cual
y luego modificar al gusto si procede.
Este bizcocho no resulta nada empalagoso
y, quien no lo sabe, no adivina su ingrediente principal
a excepción de la almendra que le da su textura característica
lejos de los bizcochos comunes.
Aquí os la dejo. Para empezar febrero, con ilusión!

Ingredientes
200 g de azúcar
Unas tiras de piel de limón (sin parte blanca)
300 g de zanahoria pelada y en trozos
4 huevos
80 g de harina de repostería
1 sobre de levadura química en polvo
1 pellizco de sal
300 g de almendra molida

Preparación
1.- Humedecer con agua un trozo de papel de hornear y ponerlo en un molde alargado. Esto permitirá que el papel sea moldeable y se adapte mejor. La alternativa sería untar el molde con mantequilla y espolvorear con harina.
2.- Precalentar el horno a 180º (sin aire)
3.- Poner en el vaso el azúcar junto con las pieles del limón y pulverizar durante 20 segundos en velocidad 5.
4.- Incorporar las zanahorias y trocear 20 segundos en velocidad 5.
5.- Añadir los huevos y batir durante 5 segundos en velocidad 7.
6.- Agregar la harina, la levadura, la sal y las almendras molidas y mezclar 6 segundos velocidad 4. Acabar de mezclar con la espátula. Verter la mezcla en el molde preparado.
7.- Hornear durante 40 minutos.

Nota.- Una receta adaptada del libro "Repostería y Pastelería I" de Vorwerk

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...