domingo, 1 de diciembre de 2013

Hojaldres con nata montada y piñones


Es domingo, salimos a pasear aprovechado el sol del mediodía.
El escaparate de una pastelería me inspira el postre dominical.
Tengo hojaldre... Tengo nata para montar... ¡Bien!
Y en un plis, de la comida se hace una fiesta.

Siempre es más festivo si hay un postre especial
:-)

Ingredientes
1 lámina de hojaldre fresco
600 g de nata para montar bien fría de la nevera
70 g de azúcar glas
Piñones
Leche (para pincelar)
Azúcar

Elaboración
1.- Precalentar el horno a 200º
2.- Verter la nata en el vaso y, sin programar tiempo, poner velocidad 5. Ir vigilando por el bocal hasta que veamos que ha montado, entonces, para inmediatamente (si batimos en exceso podemos hacer mantequilla (*). Con la nata no hay problema en parar y volver a batir, de este modo, si paramos y vemos que todavía no está suficientemente montada, podemos continuar batiendo. Lo importante es no pasarse.)
3.- Añadir el azúcar glas y remover delicadamente con la espátula. Reservar en el frigorífico.
4.- Cortar a tiras el hojaldre. Pincelar con un poco de leche. Poner los piñones por encima y espolvorear con azúcar. Hornear durante unos 12 minutos. Dejar enfriar.

Montaje
Partir los hojaldres por la mitad, rellenar con la nata y decorar con azúcar glas.

(*) Si se nos hiciera mantequilla, ¡no tirarla! es la mejor mantequilla que podéis probar. Lo que ha sucedido es que, por batir demasiado, se ha separado el suero de la materia grasa. Colar, desechando el suero y escurrir bien. Eso sí, no tendréis nata para los hojaldres (siempre es recomendable tener nata de repuesto en la nevera, por si acaso)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...