Lionesas


Todo un clásico que durante años no ha faltado en los domingos de muchas casas.

Un regalo para el paladar de los más golosos.

Ralla lo mágico ver cómo la masa choux crece en el horno.
Agradece ser rellenada. Nata, trufa, crema pastelera...
Incluso ideal en versiones saladas.

En esta receta volvemos a echar mano de las mangas pasteleras. 
Para la masa y para el relleno.
Trabajar con ellas es siempre tan relajado!

Ingredientes

150 g de agua
80 g de mantequilla cortada en trozos
1 pellizco de sal
10 g de azúcar
120 g de harina
3 huevos

50 g de azúcar glas
500 g de nata para montar (35% materia grasa)

Azúcar glas para espolvorear

Elaboración

1.- Poner en el vaso el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y programar 5 minutos a 100º en velocidad 1.

2.- Añadir la harina y, sin poner el cubilete, mezclar durante 20 segundos en velocidad 4. Retirar el vaso de la máquina y dejar que se enfríe durante unos 10 minutos.

3.- Precalentar el horno a 200º. Forrar una bandeja de horno con papel de hornear y reservar.

4.- Poner el vaso de nuevo en su posición y mezclar en velocidad 5, añadiendo los huevos uno a uno con la máquina en marcha. Tras añadir el último huevo, mezclar durante 30 segundos en velocidad 5.

5.- Verter la masa en una manga pastelera (sin boquilla o con boquilla redonda) y formar las bolitas directamente encima de la bandeja de horno preparada, dejando una separación entre ellas de unos 5 cm.

6.- Hornear durante unos 20-25 minutos o hasta que estén doradas.

7.- Apagar el horno y dejar la puerta entreabierta durante unos 10 minutos.

8.- Sacar del horno y dejar enfriar totalmente.

9.- Montar la nata con el azúcar y ponerla en una manga pastelera con boquilla rizada.

10. Partir las bolitas por la mitad y rellenarlas generosamente con la nata.

11.- Espolvorear con azúcar glas (con la ayuda de un colador para que se distribuya mejor)

Comentarios