Salmorejo


Bien distinto al gazpacho, por su textura y sabor, entre otras cosas,
aporta todos los beneficios del tomate fresco, acompañado de ajo,
pan, aceite y sal y rematado con jamón ibérico y huevo cocido.
Dieta mediterránea a tope.
Sandra no lo conocía y lo ha preparado ella misma.
Le ha encantado y todos hemos celebrado su estreno.

Ingredientes
150 g de aceite de oliva virgen extra
4 huevos duros (para adornar)
100 g de jamón ibérico (para adornar)
1 ó 2 dientes de ajo
1000 g de tomate maduro y rojo
1 cucharadita de sal
150 g de miga de pan blanco (del día anterior)
30 g  de vinagre

Preparación
1.- Colocar una jarra sobre la tapa del TMX, pulsar la función balanza y pesar el aceite. Reservar.
2.- Poner en el vaso los huevos duros y trocear durante 2 segundos, Velocidad 4. Retirar del vaso y reservar.
3.- Poner el jamón en el vaso y dar 4 ó 5 golpes de turbo. Comprobar el tamaño y picar más si se desea. Retirar del vaso y reservar.
4.- Sin lavar el vaso, introducir el ajo, el tomate y la sal. Programar 30 segundos, Velocidad 5.
5.- Añadir el pan y el vinagre y triturar durante 30 segundos en Velocidad 5 y a continuación 2 minutos, Velocidad 10.
6.- Poner el cubilete en su posición con un limón encima para que pese. Programar Velocidad 5 y echar el aceite sobre la tapa de manera que irá cayendo poco a poco al interior del vaso.
7.- Verter el salmorejo en una fuente y reservar en el frigorífico hasta el momento de consumir.
8.- Para servirlo, adornar la superficie con el jamón y los huevos. Debe estar muy frío.

Comentarios

  1. El vaig tastar fa molt de temps a casa d'una amiga andalusa i portava també trossets de taronja; tinc el gustet a la memòria com una cosa espectacular i molt refrescant, el faré ara que ve el bon temps.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.