Con el bizcocho genovés...




Estos días va de dulces, pero es que diversas circunstancias lo han provocado.
Requieren menos dedicación de lo que parece, con resultados muy apetitosos.
Pequeños pasteles a base de plancha de bizcocho genovés, nata montada sola y con cacao.
A partir de aquí, ¡imaginación!
Almendras laminadas, fideos de chocolate, mermeladas, cabello de angel 
y todo aquello que se os ocurra para la decoración.
Los comensales delicados agradecen más la pequeña presentación que un "pedazo" de tarta.
Probadlo. Todo un éxito.

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.