Yogur



Nada más sencillo.
Siempre me ha gustado el yogur.
Con Thermomix lo hice con una receta
en el que había que dejar la máquina tapada toda la noche
y al día siguiente poner el yogur en un envase y a la nevera.
Claro, al moverlo cogía una textura más líquida
que el yogur tradicional y no me terminó de gustar (aunque su sabor era rico).

Hace poco he encontrado una receta que soluciona este asunto.
Aquí os la dejo. Evidentemente es el yogur base.
A partir de aquí, ¡imaginación!
El de la foto lleva una base de mermelada de mandarina
y unos gajos de naranja encima.

Ingredientes
1l. de leche
1 yogur

Procedimiento
1.- Poner la leche y el yogur en el vaso y programar 4 minutos, 50º, Velocidad 4.
2.- Retirar y poner en unos tarros.
3.- Introducir los tarros en una bolsa isotérmica (la de los congelados) y dejarlos entre 8 y 10 horas.
4.- Sacarlos y conservarlos en la nevera.

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.