Sopa de cebolla y gruyère


Bienvenido otoño...

Hemos disfrutado de un largo veranito, que a partir de ahora empieza a quedar en el recuerdo.

¿Nos animamos con una sopa? En este caso de cebolla con queso gruyère.
Un sencillo, austero y clásico francés exportado a todo el mundo.

Ingredientes
80 g de queso gruyère, troceado
20 g de mantequilla
500 g de cebollas, peladas y cortadas por la mitad
20 g de harina
200 g de vino blanco
800 g de agua
1 cubito de caldo de pollo
1/2 cucharadita de sal (también se puede prescindir de ella)
2 pellizcos de pimienta blanca
Rebanadas de pan tostado,

Elaboración
1.- Poner en el vaso el queso y rallarlo durante 6 segundos en velocidad 7. Retirar y reservar.
2.- Incorporar la mantequilla y programar 1 minuto, 90º, velocidad 1.
3.- Añadir la cebolla y trocear durante 6 segundos en velocidad 4 y, a continuación, saltear durante 5 minutos a 100º en velocidad 1.
4.- Agregar la harina y mezclar durante 10 segundos, con el giro a la izquierda, y velocidad 3.
5.- Verter el vino blanco, el agua, el cubito de caldo y cocer durante 20 minutos a 100º, giro a la izquierda, velocidad 1.
Mientras tanto, precalentar el grill del horno a 210º.
6.- Sazonar la sopa con la pimienta y sal si hiciera falta, mezclar durante 20 segundos, giro a la izquierda, velocidad 1.
Verter la sopa en cazuelitas o platos individuales aptos para el horno.
Colocar en cada una de ellas el pan tostado y encima espolvorear con el queso gruyère.
Gratinar y servir inmediatamente.

Nota: Una receta de Vorwerk.

Comentarios

  1. ¡¡Ohhh qué rica!! Me has leído el pensamiento, porqué tengo ganas de preparar sopitas ya, y la sopa de cebolla me gusta mucho pero no tenía mucha idea de como hacerla... ¡Así que ya no tengo excusa!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.